Espacio de arte – Gustavo Escalante | ESEADE

Artista: Gustavo Escalante
Curadora: Silvia Calafiore

En 2007, Gustavo Escalante (San Miguel de Tucumán, 1977) comienza a investigar ciertos aspectos –creencias, ritos, mitos- de las culturas ancestrales orientales y americanas. Al mismo tiempo, indaga en el estudio de la alquimia, la meditación y la música experimental. A través de estas exploraciones se adentra en los procedimientos de la antigua técnica japonesa del origami y su relación con la geometría, la armonía, el espacio, el tiempo y el silencio. Paulatinamente, llega al trabajo con el papel y los plegados rectos, geométricos, ordenadores y racionales. Luego, examina las posibilidades de los pliegues curvos para desentrañar su complejidad e innovar, en busca de trascender la técnica original. En sus primeras obras confluyen inquietudes multidisciplinares que derivan en experiencias multisensoriales. Sombras Reveladas presenta los registros audiovisuales de dos instalaciones efectuadas en 2017 y 2018, y trece piezas que pueden observarse mediante fotografías y enlaces de videos especialmente realizados para que se aprecie correctamente su tridimensionalidad.

Reproducir vídeo

Geometría del sonido, 2017 Inst. de Sitio específico. Plegados de cartulina forrada de 280grs. Performance audio visual. Duración: 1′ 50″

En 2017 Gustavo Escalante, convocado por el Ente Cultural de Tucumán, presenta en la Sala Lola Mora el site specific Geometría del sonido. Esta instalación opera con las dimensiones del espacio y plantea un recorrido de carácter inmersivo en el que el visitante circula a través de obras de gran escala emplazadas en paredes y paneles que compartimentan la sala. Está constituida por piezas realizadas con diversos tipos de papeles plegados mediante la técnica del paper folding. Sobre las formas cúbicas facetadas que emergen del plano se proyecta un mapping de secuencias de figuras geométricas diseñadas para que, al yuxtaponerse con los volúmenes reales, provoquen la sensación de dinamismo en la instalación. Esto se completa con una iluminación que le adiciona color y vibración al conjunto, al mismo tiempo que ocasiona  efectos ópticos que ponen en tensión la experiencia estética. De este modo, la rigidez de la geometría laminar y poliédrica cobra movimiento y se transforma de manera constante. Por otra parte, el sonido “atonal” reproducido en la sala ocupa un rol sustancial ya que intenta producir en el espectador distintos estados de ánimo que pueden ir de la relajación o el placer, a la incomodidad o la perturbación. Geometría del Sonido se complementa con una acción en la que el artista recrea parcialmente un ritual de la mitología Lakota de América del Norte dedicado a Heyoka –Haokah- conocido como el dios del trueno y el rayo -el sonido y la luz- interpretando varios instrumentos. Este personaje, que encarna la figura del contrario, es el que puede transformar las circunstancias o las emociones: devenir la risa en llanto, las tinieblas en luz, lo plácido en opresivo. La asociación de opuestos, lo binario, la expresión de la dualidad y el misterio de la existencia humana, son conceptos constantemente trabajados en todo el corpus de obra de Escalante.

Reproducir vídeo

Banquete de sentidos, 2018. Inst.de sitio específico. Plegados de cartulina forrada de 280grs. Experiencia multi sensorial. Performance audio visual. Duración: 1′ 34»

Banquete de sentidos es otro site specific llevado a cabo en 2018 en el Centro Cultural Virla de Tucumán. Nuevamente, Escalante presenta esculturas construidas con plegados de papel de gran escala, que se apropian de la sala expositiva, y sobre las que proyecta un mapping con esquemas geométricos. Si bien Banquete de Sentidos es similar a Geometría del Sonido en su concepción, en esta oportunidad, la experiencia adquiere una otra dimensión al activarse el olfato por medio de la percepción de aromas de maderas y bayas naturales. Además, el diseño lumínico no solo adhiere color sino que trabaja con el contraste entre luces y sombras conformando una atmósfera más teatral. La propuesta emplea la sinestesia –unión de dos imágenes o sensaciones procedentes de diferentes dominios sensoriales (RAE)- para que el visitante se introduzca en una vivencia en la que tanto la materialidad de los objetos como la inmaterialidad de los olores interfieran en su desplazamiento y condicionen su permanencia temporal en la sala. Los estímulos visuales, sonoros y olfativos constituyen  una experiencia estética que se termina de configurar con la mirada del otro pero demanda de un cierto tiempo para consumarla.

Guardián, 2020. Paper folding. Papel de 260 grs- Tramado- Bifaz- color cobre. 68,5 x 68,5 cm
Diamantina, 2020. Paper folding. Papel de 260 grs- Tramado- Bifaz- color aguamarina. 68.5 x 68.5 C/marco 80 x 80 x 6 cm

Como señalamos, a partir del año 2017 Escalante experimenta varios cambios y pasa de las instalaciones a la obra objetual, aunque su trayecto continúa por los plegados. Pensar en pliegues es pensar en materia laminar, frágil y maleable como el papel en este caso. Por esto, se trata de un procedimiento específico en el que al papel, que la mano informa (Aristóteles) bajo presión y deja una impronta, se le imprime un patrón geométrico en el que, además, opera lo intuitivo. El papel actúa como soporte en tanto que registra la acción de plegar. Y, en este sentido, se revelan tres características que definen estas obras: la línea, el volumen y la sombra. Su producción implica que la hoja bidimensional adquiera volumen, es decir, tridimensión. Por lo tanto, lo que se percibe como línea, es en realidad una arista, un encuentro de planos que se ensombrecen o iluminan con distintos matices según la profundidad o sutileza del plegado. Otro aspecto fundamental, y complementario, es la luz que adiciona color o activa los contrastes entre sombras haciendo que los volúmenes emerjan o, por momentos, casi desaparezcan a la vista. Escalante trabaja con papel de 200 a 300 gramos libre de ácidos cuyas características organolépticas -opaco, satinado, metalizado, iridiscente o tramado- genera diversos efectos visuales como sucede en Diamantina, donde la textura y la iridiscencia del material hacen que se multipliquen los matices del papel monocromo verde.

Viento Blanco, 2020. Paper folding- calado. Papel de 220 grs- Tramado- Bifaz - color marfil. S/marco: 60 x 52. C/marco: 77 x 71 x 4 cm

Por su  fragilidad el papel demanda de una  manipulación  sumamente meticulosa que no permite margen de error. Para resguardar la conservación de la obra de arte en el tiempo, el artista emplea el marco caja con vidrio que, también, le posibilita destacar la tridimensionalidad de una pieza que, concebida en la bidimensionalidad, se convierte en objeto.

Oxímorom, 2020. Paper folding. Papel de 230 grs- color azul- tornasolado. 100 x 70 cm
Albedo, 2019. Paper folding. Papel de 240 grs- Tramado-Bifaz- color plateado. 68 x 98 cm

Plegados curvos

Del orden y el rigor geométrico y reticular de sus inicios, sus averiguaciones se reorientan hacia los plegados curvos. Primero, con la circunferencia perfecta para dar paso luego a la forma sensible sin apelar a la mímesis y fiel a la abstracción. Ahora, la arista parece una arruga, una marca que registra el movimiento de la mano en un gesto aparentemente controlado. Esta serie de obras cuyos nombres aluden a la alquimia –Uróboros, Alétheia, Nigredo– están conformadas de partes que constituyen un todo. Las uniones que se generan, como una escisión en el plano, configuran una trama ortogonal que organiza el espacio otorgándole un orden racional al movimiento aleatorio de las curvas. No obstante, es preciso remarcar que estas operaciones no están ligadas al cálculo preciso que habitualmente siguen los artistas abstractos geométricos, sino que por el contrario se trata de pruebas que el artista ensaya con el material y que dependen exclusivamente de la forma que, si bien persigue sigilosamente reiterando el procedimiento una vez tras otra, consigue finalmente de manera fortuita. 

Mito, 2021. Paper folding. Papel de 250 grs.-Tramado- color marfil. 25 x 25 cm
Uróboros, 2021. Paper folding. Papel de 250 grs. Tramado- color marfil. 41 x 41 cm

Acerca de Alétheia -verdad o revelación- Escalante menciona: 

“Intentar rasgar el velo de la dualidad, acercando opuestos y antagonismos, integrando luces y sombras, para poder trascender los paradigmas imperantes. La realidad se compone de fragmentos, trazando un equilibrio dinámico de tensión y relajación. Sin tensión adecuada no hay estructura posible, pero si tensamos de más, corremos el riesgo de romper. De esta dinámica surge cierta estabilidad aparente, que convive en el espacio con las dudas que genera el estímulo de lo nuevo.”

Alètheia, 2021. Paper folding. Papel de 250 grs. Tramado- color marfil. 51 x 51 cm
Nigredo, 2019. Paper folding. Papel de 280 grs. color negro -satinado 70 x 52 cm

La obra Nigredo hace referencia al estado inicial de la alquimia. En palabras del artista:  

“Es el compost conformado por sustancias densas y oscuras. Allí se queman las sustancias que ya no tienen cabida en nuestro presente. Es donde podemos entregar lo sombrío, lo que nos frena y necesita ser transformado. Entrañas y vísceras que pulsan y activan el deseo de elevarnos por encima de las dificultades. Nigredo es luz que emerge de las sombras, movimiento, vitalidad, fuerza primigenia.”

Misterio, 2020. Paper folding. Papel de 290 grs. color negro - satinado. 100 x 70 cm
Osmosis, 2020. Paper folding. Papel de 240 grs. Tramado - color gris metalizado. 80 x 66 cm
Aproximaciones al Tao, 2021. Paper folding. Papel de 250 grs. Tramado -color blanco 35 x 36 cm

La crítica de arte Ana María Battistozzi, en su texto La ruta infinita del pliegue, escribe sobre la obra de Valeria Traversa desarrollada también, con la técnica del paper folding. Basándose en un escrito de Deleuze reflexiona: 

“…ese pliegue que no cesa y crece en dos direcciones que representan dos infinitos próximos que se distancian. El uno dominado por los pliegues de la materia y el otro dominado por los pliegues del alma. ¿Es acaso posible conectar uno y otro? (…) Traversa elige hoy la hoja de papel (…) que le permite el pliegue justo. La cualidad y la posibilidad de una forma precisa con posibilidades de mostrarse escuetamente compleja (…) esa modulación temporal implica un desarrollo de la forma y al mismo tiempo una variación de la materia: un derrotero sin límites, donde todo está por explorar.” 

Podríamos decir que con la obra de Escalante sucede algo similar porque trabaja con el papel de manera escultórica buscando el volumen a través de la construcción de módulos que, en gran escala o en objetos de poca dimensión, se organizan en un procedimiento geométrico. La obra es el objeto y es el proceso de producción. En su caso, se trata de combinar la seriación modular, la repetición de la forma y la descomposición de la figura en facetamientos.

Fluidum, 2020. Paper folding. Papel de 220 grs. color gris metalizado. 20 x 50,5 cm
Sombras reveladas puede disgregarse en resultados aleatorios o casuales, y nunca es abarcable en su totalidad. En cualquier caso, deviene en una experiencia sobre la inestabilidad existencial en un tiempo de realidad inestable. El plegado es solo un medio a través del cual Escalante manifiesta ideas, más que la concepción de un estilo. Su trabajo se basa en la apertura hacia su entorno, en la que el espectador ocupa un rol activo, y en la capacidad de traducir la experiencia en una situación artística cuidada, pero no necesariamente controlada.  En estas obras abstractas donde parece haber poco para decodificar, la sombra revela entre los pliegues, gradualmente, mucho para observar y para interpretar.

Abramos los ojos para experimentar lo que no vemos.
George Didi-Huberman

  Silvia Calafiore –Curadora

@silviacalafiorecuratory

*Aristóteles (2014 [384-322 a.C.]). Metafísica. Madrid, España: Gredos.
Battistozzi, A. (2013). Matriz. Valeria Traversa (cat. exp.). Buenos Aires, Argentina: Centro Cultural Recoleta. Recuperado de: https://valeriatraversa.com/valeriatraversaTextos3.html También véase: Deleuze. G. (1989). El Pliegue. Leibniz y el Barroco. Madrid, España: Paidós.  
Didi-Huberman, G. (1992) Lo que vemos, lo que nos mira. (1997) Buenos Aires, Argentina: Manantial.

Créditos fotografía y video: Jesús Quiroga
escalante

Gustavo Escalante

@gustavoescalante.lefebvre

www.artesoca.com

Nace en 1977 en San Miguel de Tucumán. Es Licenciado en Administración de Empresas, Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). También estudió en la Escuela Superior de Música de la UNT. Como artista visual desarrolla su obra con la técnica del paper folding (plegado de papel) en instalaciones de gran porte, objetos y esculturas. Su formación se  complementa con diversas  capacitaciones: taller en Crudo Contemporáneo, Rosario, con Hernán Camoletto, Clarisa Apendino y Eduardo Basualdo; clínicas de obra con Ana Gallardo, entre otros; taller Pala XXI, Galería Lava, Rafaela, que incluye clínicas de producción de obra con Aníbal Buede, Pablo Insaurralde y Herminda Lahite; y taller Monitor con Javier Soria Vásquez en Tucumán. Desde 2017 realiza presentaciones performáticas multisensoriales: Chimeneas Resilientes, MUNT, Museo de Universidad Nacional de Tucumán (2018); Banquete de Sentidos, Centro Cultural Virla, Tucumán (2018); Cultivando Arte, Federación Económica de Tucumán (2018); El laberinto, Federación Económica de Tucumán (2017); Geometría del Sonido, Sala Lola Mora, Ente Cultural de Tucumán (2017). Participó en muestras colectivas realizadas en Córdoba, Rosario y Tucumán; y en el 47º Salón de Artes Visuales de Tucumán, Museo Provincial de Bellas Artes Timoteo Navarro (2019) con la obra Nigredo. Se desempeñó como docente en diferentes espacios: Cátedra Formas Plegadas, Facultad de Arquitectura y Urbanismo (UNT); dictó talleres de origami y paper folding en Dirección de Artes Visuales del Ente Cultural de Tucumán; en Universidad de San Pablo-T, Tucumán, y Facultad de Artes (UNT). Vive y trabaja en Tucumán.

Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño web, puede ser reproducida, almacenada o transmitida de manera alguna ni por ningún medio, ya sea electrónico, químico, mecánico óptico, de grabación o de fotocopia, sin permiso previo del editor (ESEADE).