Secciones

Consultá Hoy!

Enviando...

La Carrera

El egresado tiene un amplio campo de acción pudiendo administrar bienes artísticos y culturales para generar exhibiciones de arte, así como también proyectar, dirigir y gestionar todo tipo de emprendimientos culturales y artísticos.

El plan de estudios integra teoría y práctica promoviendo el desarrollo de profesionales críticos, conocedores del panorama actual del arte y su entorno.

ESEADE mantiene un vínculo permanente con entidades culturales y artísticas, ofreciendo la posibilidad de realizar pasantías en ferias, galerías de arte y museos.

ESEADE cuenta con un Espacio de Arte integrado al circuito de Palermo donde los alumnos realizan prácticas curatoriales.

La Licenciatura en Curaduría y Gestión de Arte no solo brinda los conocimientos imprescindibles sobre la historia del arte que todo profesional debe conocer, sino que también aborda aquellas cuestiones relacionadas al quehacer de la práctica curatorial. Contenidos sobre el derecho del arte, la conservación y restauración de las obras de arte, aspectos organizativos y de gestión, de montaje y peritaje son parte del trabajo diario en las organizaciones y emprendimientos artísticos. A la vez, los alumnos cuentan con una sala en donde pueden ejercitar lo que han ido aprendiendo, en contacto con artistas y otras personas del medio. El Espacio de Arte ESEADE forma parte del circuito de Gallery Nights Palermo y de la Semana del Arte de Buenos Aires, y en nuestro auditorio se realizan charlas, mesas y conferencias relacionadas con los temas que nos ocupan, abiertas al público en general. Incentivamos el intercambio con otras instituciones a través de exhibiciones, pasantías, colaboraciones en todas las áreas que nos competen y, a la vez, aprendemos de aquellos profesionales que nos brindan su tiempo y sus saberes, la experiencia que sólo se logra a través del tiempo.

Delfina Helguera
Directora del Departamento de Arte y Diseño

Dado que en las últimas décadas el campo de las artes visuales viene asistiendo a un gradual y creciente proceso de expansión y democratización, tanto en el ámbito privado como en el de lo público, resulta necesario abordar los diversos modos en los que este proceso se pone de manifiesto. En ese sentido, es indiscutible el rol que viene ejerciendo la práctica curatorial como mediadora entre el arte y el público.

De modo análogo, como consecuencia de la importancia que está cobrando la figura del curador de arte en la escritura de la historia del arte, en la definición de colecciones públicas y privadas y en la política y gestión de actividades artísticas, se hace imprescindible encarar su estudio y la profesionalización de la práctica como modo de comprender su función en el desarrollo de la cultura actual.

Prof. Malena Babino
Cátedras Arte Argentino y Seminario de Tesis I
ESEADE

La carrera de Curaduría y gestión de arte en ESEADE me resultó sumamente placentera ya que está enfocada por completo a eso que hoy llamamos curaduría de arte.

La curaduría en si la han desempeñado, desde siempre, múltiples profesionales del mundo de las humanidades. Y la carrera, tal como está enfocada en ESEADE, apunta precisamente a la práctica curatorial. No es historia, ni restauración, aunque esto sea casi una chanza, sino que hace un extenso barrido de todas las asignaturas que habitan esa área, -desde la historia de la civilización en Occidente en general y específicamente del arte, pasando por la filosofía junto con estética, ética y semiótica, y literatura-, como el gran fundamento para comprender lo que es el arte. Luego, el grupo de materias de tipo práctico, tales como curaduría en si, museología, conservación y restauración, es imprescindible a la hora de curar una colección de arte, sea cual fuere su magnitud. Es de vital importancia saber cómo funcionan las instituciones dedicadas al arte, cada uno de sus respectivos departamentos, entrar en las minuciosidades del manejo de una obra, de una colección. La tercera pata en la que se apoya la carrera está integrada por las materias de gestión o administración. Todo un mundo absolutamente esencial a la hora de organizar o manejar cualquier emprendimiento, aún aquellos que tienen que ver con poéticas, ese mundo simbólico descripto por Pierre Bourdieu. En general se tiende a considerar a las artes como un plano de fantasías, de sueños apenas materializados, y las personas que se ocupan de llevar adelante este tipo de proyectos tienen más una sensibilidad humanística que capacidad gerencial. Por lo tanto el estudio de todo aquello que hace a la administración de una empresa o proyecto de arte es parte esencial para llegar a buen puerto, desde la ejecución de un presupuesto hasta la gran puesta en escena de una exhibición con toda la cohorte de gente y números involucrados o armar una idea, un equipo y convencer acerca de virtudes, fortalezas, ventajas, negociar y llevarla a cabo.

Cuando la pasión pasa por el actuar o ejecutar un proyecto curatorial, toda práctica es poca. Uno quisiera pasarse la vida en acción. Y en ese sentido, el Espacio de Arte en ESEADE estuvo siempre a disposición de los alumnos para exhibir los propios proyectos. La Semana del Arte de Arte al Día tiene a esta sala como paso señalado para sus concurrentes con todos los aditamentos propios de los sponsors que acompañan esa actividad. Pero además, como alumnos, tuvimos la oportunidad de participar del programa para curadores noveles organizado por la Fundación Standard Bank que cedió su sala de la sede en Riobamba y Juncal, guiados entonces, por los profesores de la materia Seminario, una experiencia para “jugar fuera de casa”. Todas estas prácticas nos pusieron en contacto con la verdadera “calle”, con el mundo de los artistas, iluminadores, montajistas, diseñadores gráficos, imprentas, prensa y difusión, lo cual no es poca cosa. Ya que cuando uno aterriza en otros territorios, y debo decir que se aterriza rápidamente y casi sin dificultad después de haber transitado las diferentes etapas de formación, uno encuentra que desempeñarse profesionalmente es, casi, fácil. Y comprende además que todo aquello que leyó y estudió dentro de las exigencias de la carrera era necesario y parte de un acervo personal esencial e ineludible.

Lic. Silvia Sayús
Egresada de la Licenciatura en Curaduría y Gestión de Arte
ESEADE

*Autorizada por MECyT. Resolución: Nº 2098/07

 

calltoaction_25_verano_eseade

Compartir